Medidas de seguridad para hacer compras en Internet

Cada vez los consumidores hondureños van adquiriendo confianza en la red y han comenzado a realizar más compras. Pero no se relaje del todo, hágalo con prevención.

Aproximadamente US$ 3,300 millones será el costo de fraudes relacionados con el comercio electrónico en 2009 en Estados Unidos y Canadá según la décima edición del “Online Fraud Report” de la casa de investigación CyberSource. Toda vez que muchos latinoamericanos realizan compras en estos países vía Internet, compartimos (www.riscco.com) una serie de consejos y buenas prácticas para que su experiencia sea grata y no un lamentable recuerdo.

Al comprar por internet algunos sitios le solicitarán en sus primeras compras que llame a su banco y que les envíe el número de autorización de la compra como medida de seguridad

Consejos y buenas prácticas:

1. Mantenga siempre actualizado el computador de su casa con los últimos parches de seguridad al software: sistema operativo, firewall, anti-virus y anti-spyware.

2. Evite realizar compras en línea desde Internet cafés o localidades similares.

3. Verifique que la dirección del sitio donde haga la compra inicia con “https://”. La letra “s” significa que es un sitio seguro.

4. Evite realizar compras a través de redes inalámbricas que sean públicas o donde usted desconozca si encriptan (mecanismo de seguridad) los datos que viajan desde el computador al punto de acceso (Access Point) que lo conecta a Internet.

5. Cuando esté realizando la compra, ubique en la parte inferior derecha en su navegador un candado pequeño. Además, verifique que haya una franja horizontal color verde en su navegador en la que se resalte la dirección del sitio donde realiza la compra.

6. Verifique que el sitio sea miembro de las organizaciones como TRUSTe (www.truste.org) y BBBonline (www.bbbonline.org). Sus miembros se adhieren a las políticas de privacidad y seguridad de estas organizaciones. Revise que en la página del sitio aparezcan los respectivos logos.

7. Lea la política de privacidad del sitio. Si la misma no dice con claridad qué hacen con los datos personales que usted ingresa (número de tarjeta, nombre, etc.) es preferible no comprar en tal sitio.

8. Los comercios en línea previo a que usted pueda hacer alguna compra solicitan crear una cuenta (nombre de usuario y contraseña). Tenga presente crear una contraseña que tenga letras, números y algún carácter especial. Evite que esta contraseña sea igual o similar a la utiliza en los servicios de banca en línea.

9. De ser posible, tenga una tarjeta de crédito con un límite bajo y utilícela exclusivamente para las compras en línea.

10. Nunca utilice la opción “recordarme mi contraseña” al registrarse a un sitio en línea.

11. Utilice su intuición tal cual lo hace en el mundo físico y real. Si la oferta o lo prometido es demasiado bueno para ser cierto, probablemente no lo sea.

12. No compre en sitios a los cuales usted tenga acceso a través de correos electrónicos no solicitados (SPAM) que prometan grandes ofertas.

13. Imprima y guarde una copia de la transacción realizada.

14. Si sospecha que ha sido víctima de un fraude en línea, informe inmediatamente a su banco.

Fuente: Riscco.com

Anuncios

El dolar hondureño


No lo digo por el color, sino porque el billete de 20 lempiras equivale casi a un dolar, por el tipo de cambio que actualmente hay, 19.0274. Hasta el momento al menos.

Pues el Banco Central de Honduras mandó a imprimir unos 60 millones de billetes de a 20 lempiras.

Este es el nuevo billete, el cual entró en vigencia a partir de ayer (12 de enero).

Características del nuevo billete:

– Fabricado con un polímero que lo vuelve difícil de destruir.

– Este polímero  no tiene poros, como el papel, lo que permite que se moje sin que sufra ningún deterioro.

– Tiene una “ventana transparente”, que es difícil de reproducir y cambia de color con la luz

– Tiene un registro en la figura maya impresa a ambos lados; una marca de agua que sólo puede verse al colocarla a trasluz.

– Se incluyó un relieve con el que puede saberse la denominación del billete con solo tocarlo” (para los no videntes).

– Al ser impermeable y no tener poros se multiplica por cuatro su durabilidad

– No transporta bacterias ni virus, como suele suceder con los billetes tradicionales.

– Al ponerlo de forma vertical se sostiene por su propio peso, pese a ser más delgado que los billetes normales, lo que permite andar una mayor cantidad en la billetera “sin hacer bulto”.

– Además, evita que los souvenir los retengan, lo cual le genera un costo al estado.

Por qué hacer billetes de a 20 y no de otra denominación, pues según las autoridades del Banco central, porque es una denominación intermedia, por lo cual tiene mucho uso. Es cómodo, por ejemplo, cargar este tipo de billete, porque puede meter a la billetera o monedero 20 billetes, los cuales no hacen mucho bulto y equivalen a 400 lempiras.

Ramón Villeda Bermúdez, miembro del directorio del BCH, indicó que la principal característica del billete es que es de “dificilísima falsificación, casi un 99 por ciento de que no puede ser falsificado”. También dijo que los otros billetes se irán modificando de acuerdo a la necesidad y que están considerando la posibilidad de convertir en monedas algunas denominaciones que actualmente solo existen en billetes (como el billete de a 5, 2 y 1 lempira)

Comience a hacerse millonario en 2010

Camino millonario

Dicen que la paciencia es la madre de la ciencia (otros dicen que de los logros y los triunfos). La formula para hacerse rico de la noche a la mañana no la sé, pero si puedo sugerirle  una forma de lograrlo al largo plazo. Si tomamos en cuenta que una familia (cuyos miembros tienen título universitario) tiene un ingreso promedio mensual de unos 12,000 lempiras, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas. Al año esta familia está ganando 168,000 (tomando en cuenta los 12 meses más el aguinaldo y el decimo cuarto) esa cantidad menos impuestos le viene quedando unos 158, 000 lempiras, osea 11,187 lempiras mensuales.

¿Sabía usted que en los países desarrollados una familia promedio ahorra el 30% de sus ingresos? Eso es un buen porcentaje para la cuenta de bando mensual y para tener una vida futura soñada. Un amigo una vez me dijo que de los 20 a los 50 años hay que trabajar duro para vivir la vida después de esa edad.

Esta familia puede hacer un plan de ahorro mensual que le ayude a tener una fortuna al final de su vida laboral (digamos unos 20 ó 30 años, no piense que es mucho tiempo, solo inténtelo, después lo agradecerá). ¿Cómo se puede hacer?

Comience en enero: lo primerito es hacer su  presupuesto , allí aparte una cantidad mensual para ahorrar durante los próximos meses, si deja el 10% serían un poco más de 1,000 lempiras, pero puede dejarlo en 1,200, eso equivaldría a ahorrar 600 quincenales. El primer mes será un poco difícil, pero el siguiente mes ya se estará estabilizando. Si lo vemos a corto plazo, a diciembre usted ya tendrá ahorrados 16,800 lempiras (tomando en cuenta el aguinaldo y el decimocuarto), más los intereses que si son del 6% anual estamos hablando de 17,357.07 lempiras. Esa cantidad en unos 4 años sería de 77.329,68 lempiras. Con eso ya puede planear la prima de un carro, de una casa o mejor aun, dejarla para el futuro.

A los 20 años usted tendría 729.858,85, casi el millón

A los 30 años la cantidad sería 1.709.652,36, casi los dos millones

A los 40 años sumarían ya los 3.679.275,79, más de 3 millones y medio de lempiras!

Ahora, imagínese que usted es un afortunado y que puede ahorrar más mensualmente.

Haga a su hijo millonario

Los expertos sugieren inculcar en los niños la cultura del ahorro.

Supongamos que tiene un hijo de 3 años y quiere que cuando llegue a los 30 ¡ya sea millonario! Sólo tiene que abrir una cuenta para ese fin y depositarla en el banco desde ya.

Además, puede motivar a su hijo a medida que vaya creciendo que haga actividades para la casa y darle por eso una pequeña cantidad que la guarde en una alcancía, junto con lo que le puedan regalar sus tíos, primos u otros familiares, y que al final de mes usted se la deposite en el banco, sumado a lo que usted aporta para él. Así tendrá un hijo millonario, ese patrimonio le puede servir a él para multiplicarlo si usted lo orienta desde pequeño.

El primer año no espere haber logrado los grades sueños, pero este ejercicio le servirá para organizarse y adquirir una cultura de ahorro. Después vendrán las verdaderas ganancias.

¿Sabía usted que en los países desarrollados una familia promedio ahorra el 30% de sus ingresos? Eso es un buen porcentaje para la cuenta de bando mensual y para tener una vida futura soñada. Un amigo una vez me dijo que de los 20 a los 50 años hay que trabajar duro para vivir la vida después de esa edad.

Formato de presupuesto mensual personal en excel

 

WordPress no permite subir archivos como este, asi que en este link subi el archivo, espero que les sea de utilidad. Presupuesto mensual personal

4 Razones para hacer un presupuesto

Un presupuesto personal es un plan que contempla los posibles gastos que realizarás en un período de tiempo; por ejemplo, un mes. Muchas personas creen que hacer un presupuesto personal es una tarea innecesaria, por lo que simplemente tienen un control “mental” de sus ingresos y gastos. Pero no es una tarea innecesaria. 4 razones por las cuales deberías realizar un Presupuesto Personal: 

 

  

Es importante que cuando haga el calculo de sus ingresos y egresos sea realista.

1. Hacer un presupuesto libera tu mente: 

Si pones en papel tu plan de gastos del mes y lo visitas cada cierto tiempo para mantenerte en el camino correcto, te librarás del estrés de estar recordando cuánto quieres gastar en cada cosa, a cada momento. Aparte, tu mente no es muy confiable para este tipo de cosas.  

2. Es un ejercicio de disciplina: En casi cualquier meta que te pongas, necesitas disciplina. La libertad financiera no es la excepción. Y si crear un presupuesto es algo que te ayuda a practicar la auto-disciplina y al mismo tiempo a acercarte a la libertad financiera, debes hacerlo. 

3. Te ayuda a tomar decisiones: Tu presupuesto es un plan. Será como el plano de una casa; te ayuda a tomar decisiones importantes porque sabrás cuál es el impacto de cada una de las opciones entre las cuales debas decidir. 

4. Controlas al dinero y no el dinero a ti: Esto es un efecto del punto anterior. Ya que tienes una herramienta para tomar las decisiones estás en total control del uso que le darás a tu dinero, por lo que podrás usar al dinero como mejor te parezca y evitarás estar en una situación en la que no puedes comprar o gastar en algo porque no tienes dinero. Ahora que ya estás convencido de que crear un plan de gastos es una buena idea te sientas a escribir tu presupuesto. Contemplas todos los gastos que sabes que son importantes porque debes pagarlos en determinada fecha. Creaste un documento que contempla todo. Excelente. Al final del mes, organizas todos los recibos que lograste encontrar (muchos otros se perdieron en algún momento), concilias tu cuenta bancaria, sumas todo y te das cuenta de que no gastaste lo que tenías planificado en cada categoría. De hecho hay grandes diferencias. Aparte, hay una buena parte de tu ingreso que no sabes en qué te la gastaste. Y si tuviste suerte, tienes un “sobrante” de efectivo. Si no tienes tanta suerte, te hace falta dinero para pagar algo importante. ¿Dónde estuvo el error? 

7 Consejos para hacer un Presupuesto que sí Funciona

1. Hazlo en papel. O en una hoja electrónica, o algún programa que te sirva para esto. Recuerda que hacerlo en papel libera tu mente. En general, no importa el medio en el que lo hagas siempre y cuando sea un medio que puedas revisar constantemente para mantenerte en el camino correcto. Así que hazlo como te sea más útil, pero no puedo enfatizar esto lo suficiente: Hagas lo que hagas, no lo mantengas en tu cabeza. Un día puedes perder la cabeza y no querrás perder también tu presupuesto. 

2. Está bien equivocarse. Muchas personas piensan que no se puede hacer un presupuesto que sea 100% correcto y que esto es un gran problema. Y es cierto, es extremadamente difícil hacer un presupuesto que sea absolutamente correcto, pero eso no es un problema. De hecho, es totalmente aceptable si tu presupuesto no refleja la realidad absoluta de lo que vas a gastar en el siguiente mes. Cuando estás realizando tu presupuesto estás estimando cuáles serán tus ingresos y tus gastos en diferentes categorías y siempre existirán diferencias cuando llegue el momento de realizar esos gastos. El objetivo es reducir tanto como se puede el error en las estimaciones. Esto lo lograrás con el tiempo. Recuerda que el presupuesto es como un mapa. Vos sabes que el mapa no es lo mismo que el terreno. 

3. Planifica y registra tus gastos. Tu Presupuesto Personal debe estar separado en dos partes: el plan de gastos y el registro de gastos. El plan es la estimación que haces inicialmente. El registro de gastos es un listado de todas las entradas y salidas de dinero que llevas hasta ese momento. Es importante que actualices tu registro de gastos frecuentemente. Tan frecuentemente como te sientas cómodo, no tiene que ser un estorbo para el resto de actividades pero tampoco lo dejes para final de mes. 

4. El presupuesto no es la ley. De nuevo, recuerda que el presupuesto es una guía. Si en determinado momento tienes una oportunidad valiosa de inversión que no puedes dejar pasar, tu presupuesto no debe ser un obstáculo. De hecho, tienes que usarlo como una herramienta para evaluar cuál es el impacto que tendría en tu flujo de efectivo ese gasto o inversión, y si realmente vale la pena. 

5. Siempre asigna un monto para tus ahorros o inversiones. Esto se basa en la recomendación de que debes “pagarte primero”. Esto significa que siempre debes tomar cierta parte de tus ingresos para ti mismo, para ahorrarlos y crear un “colchón”, o para invertirlo en alguna actividad que te genere más ingresos. No debes confundir esta categoría con el “dinero libre”, que se explica a continuación. 

6. Si es posible, quédate con “dinero libre”. A diferencia del dinero que siempre te pagas a ti mismo para ahorros o inversiones, el dinero libre es opcional. Esta categoría de gastos se refiere al dinero que tendrás disponible para algunos gustos esporádicos: salidas al cine, a comer, un regalo inesperado, etc. Debes ser consciente de tu situación financiera en general y reducir lo más que puedas esta categoría si tienes otros compromisos más importantes que no son opcionales, por ejemplo, pagar tu tarjeta de crédito, la cuota de un préstamo, etc. 

7. Tu presupuesto muere, cuando nace el siguiente. Al final de cada mes tienes que decidir qué hacer con todas las diferencias que encuentres entre lo que asignaste en el presupuesto y lo que registraste como gastos. Debes asignarlas en alguna categoría del presupuesto del mes siguiente, para no perder la continuidad de tu presupuesto. Conclusión Hay muchas razones por las cuales hacer un presupuesto y aplican para casi cualquier persona. Hacerlo es en realidad más fácil y útil de lo que parece en principio. 

Pero si aún no estás convencido de que hacer un Presupuesto Personal es lo tuyo o de si realmente tendrá algún beneficio, sólo te queda una opción: inténtalo y evalúa los resultados tu mismo. Puedes intentarlo sólo como un ejercicio mental: Piensa, ¿qué sería mejor experimentar: un mes en el que tienes un plan y un registro de lo que sucedió con tu dinero, o un mes en el que no sabes si puedes gastar o no en algo, cada vez que sacas la billetera? 

Aunque es recomendable que hagas el ejercicio en la realidad, el simple hecho de considerar las diferencias mentalmente puede darte una luz sobre lo que más te sirve si estás en busca de la libertad financiera. Si quieres hacerlo en la realidad, puedes probar ambos enfoques: Durante un mes simplemente “vete con la corriente” y en el siguiente crea un presupuesto de tus gastos. Si ya realizas algún tipo de planificación seguramente sentirás la necesidad de planificar tus gastos durante el mes sin presupuesto. 

Probablemente resultes haciéndolo inconscientemente en tu mente y notarás que existe realmente una necesidad de planificación. En cambio, si nunca o casi nunca haces un presupuesto sentirás la mayor diferencia en el mes con presupuesto. Simplemente debes esperar al final del mes para analizar en retrospectiva cuáles son los beneficios de haberlo hecho. Aún si, por cualquier motivo, decides que estás mejor sin un presupuesto, al menos habrás aprendido cuáles son tus razones para actuar de tal forma y por qué es más útil para ti. Así que en cualquiera de los casos, no pierdes nada. Inténtalo.

Vacuna de tequila contra la gripe H1N1 y amoríos deWoods en México

Mira las ultimas noticias en mis páginas:  https://cuestiondedinero.wordpress.com/noticias/

El test del crédito

Ponga a prueba sus conocimientos en materia de crédito 

En cada pregunta, elija la respuesta que más se ajuste a su situación.  

 1. ¿Cuándo paga normalmente las facturas y amortiza las cuotas de los préstamos o tarjetas de crédito?  

  1. Lo más cerca posible de la fecha de vencimiento
  2. A veces dejo de pagarlas o las pago tarde

2. ¿Le resulta difícil atender las cuotas de sus préstamos o tarjetas de crédito?  

  1. No
  2. Casi nunca
  3. Casi siempre

3. ¿Qué parte de la factura de las tarjetas de crédito amortiza cada mes?  

  1. El saldo íntegro
  2. Una buena parte del importe pendiente
  3. Sólo el mínimo

4. ¿Cuánto debe del crédito disponible en sus tarjetas?  

  1. Nada. Liquido el saldo todos los meses
  2. Menos de la mitad
  3. La mayor parte o la totalidad de la línea de crédito

5. ¿Conoce el importe total de sus créditos? 

  1. Tengo una idea aproximada
  2. Me da miedo sumarlo

Resultados  

Si la mayoría de sus respuestas han sido la opción (a), enhorabuena; ha aprendido a vivir sin salirse del presupuesto. 

Si ha respondido (b) a muchas preguntas, se las arregla… más o menos. Revise su presupuesto para ver dónde puede ahorrar. 

Si ha respondido (c) a alguna de las preguntas, debe revisar sus prioridades financieras. Debería pensar en: 

  • Elaborar un nuevo presupuesto que le permita amortizar sus deudas; elimine las partidas no fundamentales y reduzca todos los gastos que pueda
  • Póngase en contacto con su(s) entidad(es) financiera(s) si no puede liquidar los pagos a su debido tiempo; así podrá reorganizar el calendario de pago de sus deudas
  • Reduzca drásticamente el gasto con tarjeta de crédito; si es preciso, deje las tarjetas en casa

La quiebra no es una manera fácil de salir de la deuda. Le acarreará un período de dificultades y permanecerá en su historial de crédito durante muchos años, afectando a su capacidad de obtener préstamos en el futuro. 

Fuete: Visa

Consejos de negocios para jóvenes de Robert Kiyosaki

Extraídos del libro “Rich Kid, Smart Kid”

Las buenas ideas que tengás sobre los negocios, busca la forma de materializarlas. No te frenes porque no tengás dinero, busca socios u otras alternativas

La era de la información. Hoy en día, lo que has aprendido se vuelve obsoleto  rápidamente. Lo que aprendes es importante, pero no tanto como cuán rápido lo aprendes, cambias y te adaptas a la nueva información.

Educación financiera. Necesitamos más educación pero no del tipo tradicional.  Cada estudiante hoy necesita educación financiera, que es la educación necesaria para convertir el dinero que se gana en su profesión en riqueza a largo plazo y seguridad financiera.

Inteligencia. La verdadera inteligencia consiste en saber lo que es apropiado mas allá de saber únicamente si algo es “bueno o malo”

Cometer errores. Muchos educadores se enfocan primariamente en las habilidades y suelen castigar a los jóvenes cuando comenten errores.  Y sentirse atemorizado de cometer errores hace que las personas no quieran hacer nada.  Ponemos demasiado énfasis en la necesidad de sentir que estamos en lo correcto y en el temor de fallar.  El temor de fallar y sentirse tontos es lo que hace que mucha gente deje de intentar.   Debemos aprender actuando!

El poder de las ideas. Quiero que la gente sepa que tiene el poder y la habilidad para tener todo el dinero que quieran.  Si lo quieren.  Pero el poder no está en el dinero.  El poder no esta fuera de ellos.  El poder está en la ideas. No tiene nada que ver con dinero.  La buena noticia es que no se necesita dinero, se necesitan ideas.  Cambia unas pocas ideas y obtendrás poder sobre el dinero en lugar de dejar que el dinero tenga poder sobre ti.

La fórmula ganadora. Los expertos dicen que los problemas familiares tienen su raíz en el hecho de que los padres imponen a sus hijos su fórmula ganadora sin respetar la propia fórmula del niño.  Un buen padre necesitaría escuchar cuidadosamente y descubrir la fórmula ganadora de sus hijos.

La razón de la pobreza. Mucha gente pobre es pobre porque aprende a ser pobre en casa.

Dale a tus hijos poder antes de darles dinero.

Buscar un mentor. La fórmula ganadora que aprendí a los 9 años es tener un mentor y aprender haciendo.  Aún hoy en día, busco mentores de quienes pueda aprender.  Gente que ya haya logrado lo que yo deseo lograr o bien escucho en audio los relatos de cómo ellos lo han hecho.

El mundo real. Ya sea que a tus hijos les este yendo bien en la escuela o no, se observador y anímales a encontrar su propia fórmula de aprendizaje porque una vez que dejen la escuela y entren en el mundo real, será cuando su verdadera educación comience.

Activos y pasivos. Los activos son aquellos que ponen dinero en tu bolsillo mientras que los pasivos son todos los que toman dinero de tu bolsa.

Nuevas ideas financieras. Busca novedosas ideas financieras antes de enseñarle a tus hijos las viejas ideas acerca del dinero.  Muchas personas tienen problemas financieros porque siguen utilizando antiguas ideas casi siempre aprendidas de sus padres.

Creatividad financiera. Desarrolla la creatividad financiera de tus niños mientras son jóvenes.  En lugar de decirles que hacer, permíteles usar su creatividad natural y déjales encontrar sus propias formas de resolver sus problemas financieros y crear exactamente el tipo de vida que desean.

El secreto para ser rico. Muchas personas no logran ser ricos por una razón.  Es porque han sido entrenados para pensar en términos de cobrar por el trabajo que hacen.  Si quieres ser rico necesitas pensar en términos de a cuánta gente puedes servir con lo que haces.

El dinero no te hace rico. El dinero no necesariamente te hace rico.  El mas grande error que la gente comete es pensar que tener más dinero los hace ricos.  En la gran mayoría de casos tener más dinero les representa tener más deudas.  Es por ello que el dinero por si no te hace rico.

Fuente: Central America Link