¿No controlas tus compras? Aquí unos consejos de película

Por Luz Virginia Bueno

Cuando de comprar prendas se trata puede haber diferentes gustos: algunos se enloquecen por los zapatos, otros por las carteras o lociones y algunos más, por pantalones o camisas, como yo.

Aunque me diga que no necesito nada, a veces me dejo llevar por una moda o un color. Y otras veces simplemente ingreso a una tienda de ropa mientras espero a alguien en algún centro comercial o por acompañar a alguna amiga. Grave error, siempre salgo con algo de allí.

No he encontrado hasta ahora la fórmula  para dejar de comprar, sin embargo, un punto a mi favor es que no me endeudo con mis tarjetas de crédito, lo pago de contado, lo malo de esto es que ese dinero podría ahorrarlo o invertirlo en algo productivo.

Hay personas que suman deuda sobre deuda en su tarjeta de crédito por hacer compras y gastan mucho más de lo que ganan

Aunque los hombres son consumistas, las mujeres lo somos más. De hecho, en los centros comerciales la mayoría de las tiendas son para las mujeres. ¿Sí se han fijado, verdad?

Hay personas que pueden enloquecer y darlo todo por una prenda. Yo no soy así, pero hay muchas otras que sí lo son. De hecho le comenté a mi amiga Yuliana Valladares, una experta en finanzas,  sobre este tema y me sugirió ver la película Confessions of a Shopaholic , en español,  Loca por las compras. Se trata de una periodista (como yo, ¡qué casualidad!), que se endeuda con todas sus tarjetas de crédito  y debido a eso pierde su trabajo. Hasta tiene que ir a un grupo de adictos para rehabilitarse.

Yo no quisiera llegar a eso, imagino que ustedes tampoco, por eso es importante hacerse unas preguntitas (yo ya me las hice) antes de hacer esas compritas tan necesarias que realmente no lo son:

1.- Vaya a su armario y seleccione la ropa que realmente usa y vea cuanta ropa solo se puso una o dos veces. ¿Qué significa eso? Pues que no las necesitaba, ni siquiera le gustaban mucho, pero se las compró por impulso.

2.- Esas prendas que están allí sin usar, calcule cuanto suman!

3.- Hecho lo anterior, respire profundo y haga un análisis. ¿Piense porqué compro esa prenda? ¿Realmente la necesitaba? Luego pasemos al siguiente punto:

4.- Haga una lista de lo que realmente necesita, cosas que se vas a poner a diario o para tenerlas para ocasiones especiales.

5.- Hacer un presupuesto ayuda mucho. Sí se propone no salir de el cumplirá sus metas, tendrá más para ahorrar y menos para desperdiciar.

6.- Compre solamente aquella prenda que le fascine y que necesite. Si alguien le sugiere que la compre porque le queda bien y Ud. no está convencida, mejor no la compre. Acabará mal. A veces compramos por moda aunque ya tengamos ese color para combinar, mejor reflexionar en ese punto.

7.-Si Ud. es de las que se pone solo lo que combine, mejor no compre prendas que sean de colores complicados y que no tenga con que ponérselas, porque regresará a la tienda a buscarle combinación y por ende a gastar más.

8.- No compre solo por comprar. Anímese pensando en cuanto se va a ahorrar. Y si quiere hacer un mejor ejercicio, meta a una cuenta de banco ese dinero que iba a gastar cada vez que sienta la tentación de comprar. O anótelo en una libreta y al final de mes haga la suma de cuanto le hubiera salido en su tarjeta de crédito.

9.- Saber elegir prendas y accesorios que combinen con todo puede ser clave: Un collar plateado, dorado, blanco o negro le pueden servir para diferentes ocasiones. Igual una blusa, pantalón o vestido negro, siempre sacan de apuro. Combinándolo con diferentes accesorios lucen como si no fueran los mismos.

10.- Lo mejor de todo es que además de ahorrar dinero, puede tener la conciencia tranquila. La sobriedad también tiene su punto, hay que disfrutarla. Y como en la película, dígale adiós a los maniquíes de las tiendas y con una gran sonrisa sabiendo que no cayó en la tentación.

Espero que le sean de utilidad estos truquitos que mas que todo nos llevan a reflexionar en que no vale la pena gastar nuestro dinero en tanta ropa, carteras o zapatos que ni nos ponemos.

Anuncios

El test del crédito

Ponga a prueba sus conocimientos en materia de crédito 

En cada pregunta, elija la respuesta que más se ajuste a su situación.  

 1. ¿Cuándo paga normalmente las facturas y amortiza las cuotas de los préstamos o tarjetas de crédito?  

  1. Lo más cerca posible de la fecha de vencimiento
  2. A veces dejo de pagarlas o las pago tarde

2. ¿Le resulta difícil atender las cuotas de sus préstamos o tarjetas de crédito?  

  1. No
  2. Casi nunca
  3. Casi siempre

3. ¿Qué parte de la factura de las tarjetas de crédito amortiza cada mes?  

  1. El saldo íntegro
  2. Una buena parte del importe pendiente
  3. Sólo el mínimo

4. ¿Cuánto debe del crédito disponible en sus tarjetas?  

  1. Nada. Liquido el saldo todos los meses
  2. Menos de la mitad
  3. La mayor parte o la totalidad de la línea de crédito

5. ¿Conoce el importe total de sus créditos? 

  1. Tengo una idea aproximada
  2. Me da miedo sumarlo

Resultados  

Si la mayoría de sus respuestas han sido la opción (a), enhorabuena; ha aprendido a vivir sin salirse del presupuesto. 

Si ha respondido (b) a muchas preguntas, se las arregla… más o menos. Revise su presupuesto para ver dónde puede ahorrar. 

Si ha respondido (c) a alguna de las preguntas, debe revisar sus prioridades financieras. Debería pensar en: 

  • Elaborar un nuevo presupuesto que le permita amortizar sus deudas; elimine las partidas no fundamentales y reduzca todos los gastos que pueda
  • Póngase en contacto con su(s) entidad(es) financiera(s) si no puede liquidar los pagos a su debido tiempo; así podrá reorganizar el calendario de pago de sus deudas
  • Reduzca drásticamente el gasto con tarjeta de crédito; si es preciso, deje las tarjetas en casa

La quiebra no es una manera fácil de salir de la deuda. Le acarreará un período de dificultades y permanecerá en su historial de crédito durante muchos años, afectando a su capacidad de obtener préstamos en el futuro. 

Fuete: Visa

Opción para pagar menos intereses

Luz Virginia Bueno

Si debe mucho en sus tarjetas de crédito, lo mejor es que solicite un préstamo y pague su deuda, así se ahorra en el pago de intereses. Y si le parece engorroso los trámites en el banco, averigue con su proveedor de tarjetas como BAC, Promerica, Citi o el banco que le da ese servicio, si aplica para un extrafinanciamiento ya que ese es un préstamo automático.

Si lo hace, con ese dinero puede pagar la deuda de su tarjeta de crédito y quedar pagando nada más el extrafinanciamiento. Ahora, olvídese de seguir utilizando la tarjeta solo porque ya la dejó en cero, porque si lo hace volverá a caer en el mismo problema con los intereses.

En este momento Promérica le ofrece extrafinanciamientos en efectivo por la mitad del limite de crédito de su tarjeta. El interés es de 31% anual. Así por ejemplo, si usted solicita un extrafinanciamiento de 23,000 lempiras, su pago mensual será de unos 2,200 lempiras mensuales por un año, con lo cual estará pagando aproximadamente 4,000 lempiras de intereses. La cuota mensual puede ser menor si usted decide pagarlo a 18 meses o a 24 meses, pero obviamente los intereses serán más. Lo que puede hacer es en los meses que pueda pagar mas de una cuota y asi salir más rápido de la deuda.

Los experttos recomiendan solo tener una tarjeta de crédito con un límite alto, así es más facil llevar un control

Si esos 23,000 lempiras los financia con su tarjeta de crédito, los intereses que pague serán muchísimo mayores, porque las tarjetas pagan, la mayoria de ellas, un interes de 59% y más. Fíjese en la parte de abajo de su estado de cuenta, allí le dice, interese del 5.236% o de 4.562%. Si eso lo multiplica por 12, allí se dará cuenta del interés que le están cobrando.

BAC, Citi y Ficohsa (de los que tengo conocimiento) también le ofrecen extrafinanciamiento. En citi le prestán una cantidad superior a su límite de crédito, pero eso sí, allí tiene que pagar el 4% de interés mensual. Si lo multiplica por 12, sería casi el 48% anual. Una tasa alta, pero un poquito más baja que el interes de la tarjeta que es de 59%.

Ficohsa financia los extrafinanciamientos al 3.83 mensual, casi el 46% anual. Igual es un poco menos que la tarjeta, aunque ese interés es bastante alto. En un banco normal, probablemente el interés sea menor, del 30% más o menos.

De manera que si ud debe supongamos 30,000 lempiras en una tarjeta, 35,000 en otra y 25,000 en otra más, sume eso, serían 90,000. Si usted solicita un préstamo por ese monto, podría pagar las tres tarjetas y quedar pagando unos 3,500 lempiras mensuales por unos tres años, haciendo pagos a capital podría salir en muchísimo menos tiempo.

Ahora, si esos mismos 3500 lempiras los divide en las tres tarjetas, no paga pero no los intereses de una de ellas que le cargan al mes. Analícelo y consulte con el banco de su preferencia. Algunos bancos incluso tienen la compra de la deuda y usted les queda pagando a ellos. Ahora, cuando solicite el préstamo y les diga que es para pagar sus tarjetas, olvídese de que le darán el dinero a ud para ir a pagarlo, el mismo banco se encarga de hacerlo, de esa manera se aseguran que ese dinero sea para ese fin, que sino ud se quedara con la deuda de las tarjetas y del banco, y entra tanta deuda como les paga.

Tips para ahorrar con su tarjeta de crédito

 

 

 
 

Las tarjetas de crédito son de gran beneficio para financiar pagos hasta de 45 días sin intereses, pero siempre que pueda pague de contado.

Hoy tuve la oportunidad de acompañar a una amiga a una empresa emisora de tarjetas de crédito y aproveché para consultar de qué manera puedo financiar la deuda de la tarjeta un mes más (45 días en algunos casos), sin pagar tantos intereses y el ejemplo es el siguiente:

 1.- Si usted debe 10,000 lempiras y solo puede pagar este mes de contado 4,500. Le quedan por financiar 5,500, si no los paga, los intereses son de 850 lempiras más o menos. Sin embargo, usted puede ir a la empresa emisora y retirar esos 5,500 lempiras en efectivo para pagar esa deuda. Claro, eso no es gratis, le cobraran 275 lempiras por el retiro, pero se estará ahorrando 575 lempiras y tendrá 3 quincenas (45 días) más para pagar de contado los 5,500 que le saldrán en su siguiente estado de cuenta por ese retiro en efectivo. Vale la pena, no cree! 

 Ahora, si usted no puede pagar de contado, pague siempre más de mínimo, tanto como pueda. Se ha fijado que la cuota es súper baja, pues porque al banco le conviene que usted pague poco para cargarle mas intereses.

 2.- Nunca pague el cargo por el plástico. Vaya a servicio al cliente y pida que se lo reversen. Todas las empresas emisoras lo hacen (yo nunca he pagado por eso). Sino se lo quitan, entonces dígales que cancelará su tarjeta con ellos y que habrá 12 bancos (son 13 bancos a nivel nacional los que ofrecen tarjetas de crédito) más que corriendo le darán otra tarjeta y sin pagar esos 20, 30 ó 40 dólares que ellos cobran.

 3.- Si tiene dos o más tarjetas de crédito con el mismo banco, vaya con ellos y pida que le cancelen una y que le aumenten el límite de crédito en la otra. Con eso se ahorrará estar pendiente de cuando es el corte de cada una y cuándo hay que pagar. Y sobre todo, se ahorrará los cobros por seguro de deuda que son hasta por 15 dólares en algunas empresas y el 10 por el FRE (Fraude Robo y Extravío). Aquí ya le ahorre 25 dólares.

 4.- Ahora hay empresas que le dan una tarjeta para que ahorre en este supermercado, otra para que ahorre en el otro. Y así usted se va llenando de tarjetas de crédito (uy… qué peligro). Pues Promérica (valga la publicidad, porque no lo puedo mandar a que llame a todos los bancos y que pierda tiempo) tiene una tarjeta que se llama Konmi, con la cual usted tiene descuentos en una variedad de supermercados, ignoro si hay otro banco que lo tenga, si alguien sabe de alguno se agradecerá su aporte.

5.- Pague de contado los servicios públicos que le cargan a su tarjeta, recuerde que ese es un gasto fijo que debe de estar en su presupuesto. De lo contrario, le saldrá más caro ya con el cargo de los intereses.Eso es todo por hoy, vaya poniendo estas sugerencias en práctica y en un próximo post habrá muchos más tips. Si lo pone en practica aquí se puede ahorrar los 575 lempiras, más los 25 dólares. Más de 1,000 lempiras. De eso se trata, de ahorrar y ahorrar.