Usando sabiamente la tarjeta de crédito

Por Javier Mejía*

¿Cuántas personas ha usted  escuchado quejarse por sus tarjetas de crédito? ¿Será usted una de esas personas? Realmente es paradójico escuchar que tantas personas se quejan por sus tarjetas de crédito, al mismo tiempo que vemos que cada día centenares de estos instrumentos financieros son entregados a nuevos usuarios o son renovados a antiguos usuarios. La razón del lamento por el uso podría eliminarse fácilmente si respetásemos algunos principios básicos.

En primer lugar deben tenerse en cuenta y seguirse casi religiosamente las fechas de pago y de corte de sus tarjetas. Lo primero para realizar los pagos preferiblemente antes de la fecha establecida, lo cual le quitará la angustia subsiguiente de las llamadas de cobro de la empresa emisora; lo segundo para establecer un plan en el cual usted calculará fríamente cuándo debe pagar, lo cual dependerá si usted hizo el gasto antes o después de la fecha de corte.

En segundo lugar, usted debe recordar que el pago con la tarjeta se convierte en un préstamo con altos intereses, si usted no paga la totalidad del importe gastado antes de la fecha establecida. Eso significa que al gastar con la tarjeta usted debe ser previsor, sabiendo si su flujo de efectivo le alcanzará para pagar el total gastado. Es aconsejable que si usted descubre que sus ingresos no alcanzarán para realizar el pago total, usted se abstenga de utilizar su tarjeta por más de aquella cantidad que usted podrá pagar.

Si usted se ve forzado, por las circunstancias, a utilizar la misma por una cantidad mayor que la usted puede cubrir en su totalidad para la fecha de pago, entonces realice el mayor pago posible para cuando llegue ese día, y no se deje seducir por la tentación de realizar sólo el pago mínimo. Salga lo antes que pueda de esa obligación, para mantener una correcta disciplina financiera en el corto plazo.

Por último, no olvide revisar cuál es la tasa de interés que su banco le está cobrando por el uso de la tarjeta. Hay instituciones en el mercado hondureño que tienen tasas de interés más accesibles que otras, y eso debe ser tomado en cuenta por usted al momento de decidir cuál tarjeta utilizar.

Hacer un uso sabio de nuestras tarjetas, nos dará credibilidad ante las instituciones financieras, pero sobre todo nos dará tranquilidad y estabilidad financiera.

*Director de Gerencia de Negocios de la UTH y director ejecutivo de MBA Consulting Group.

*Artículo publicado originalmente en Martes Financiero, Diario Tiempo,  el 20 de julio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: